Miércoles, 30 Agosto 2017 13:38

Informe Familias y Escuelas en La Plata

Este estudio trata de conocer y comprender cómo es hoy la relación entre las familias y la escuela, a partir de la percepción de uno de los actores involucrados: los padres. Muchos estudios han centrado la mirada sobre los niños o jóvenes que asisten a la escuela, otros en los docentes, pero muy poco se ha estudiado a las familias de quienes son hoy estudiantes de nivel inicial, primario y secundario de la educación pública argentina. Por eso nos interesó indagar en cómo son las familias que llevan hoy a sus hijos a las distintas escuelas del distrito, qué esperan de la educación y la formación de sus hijos, y de qué manera se vinculan con ella en una sociedad sociotecnificada que se ha transformado radicalmente en las últimas décadas. Antes de meternos de lleno en el análisis que surge de un exhaustivo trabajo de campo, queremos esbozar un perfil de esas familias, a partir de un relevamiento de datos que nos permita acercarnos a sus principales características. Para ello, tomamos algunas dimensiones (como composición familiar, lugar de nacimiento, nivel socioeconómico, nivel de instrucción de los padres, condición de actividad, cobertura de salud) para, a través de ellas, poder dar cuenta de cómo viven hoy y quiénes son. Partimos de un supuesto, las mayores dificultades en los aprendizajes se presentan a partir de los contextos en donde viven y forman sus capacidades cognitivas los niños y niñas de nuestro sistema educativo. Creemos que en el aula no está el problema más importante, sino por el contrario, reivindicamos el trabajo de ese docente preocupado por la educación de sus alumnos, y de esas familias que hacen lo imposible para que sus hijos aprendan, sostenidas en la larga experiencia sociocultural que en la Argentina tienen los sectores populares: es la escuela una de las pocas herramientas que todavía brinda el Estado hoy con cierta eficacia para realizar sus aspiraciones de ascenso social. Esta hipótesis está sostenida por un sinnúmero de investigaciones y trabajos, tanto nacionales como internacionales, el más conocido y amplio, probablemente, sea el informe de las pruebas PISA “Estudiantes de bajo rendimiento. Por qué se quedan atrás y como ayudarles a tener éxito”, publicado en el año 2016, en el cual se realizó un relevamiento de todos los resultados de las pruebas desde el año 2003, buscando los factores que tenían en común los países que obtenían un bajo rendimiento. Según este informe una “alumna desfavorecida socioeconómicamente que viva en una familia monoparental y en una zona rural, de origen inmigrante, que en casa hable un idioma distinto del de las clases, que no haya recibido educación preescolar, que haya repetido un curso y que esté recibiendo educación técnico-profesional, tendrá un 83% de probabilidades de presentar un bajo rendimiento” (1) . A partir de estas variables, entonces, buscamos observar cuáles eran las que podíamos encontrar significativamente reflejadas en el distrito de La Plata. 

Decargar aquí Informe Completo